ENTREVISTA A ELENA DÍAZ,

Directora General de FEYCSA


¿Por qué te has inscrito en ‘Mujeres con S’?

Me contactaron desde el Banco de Santander.  Al ser directora general de una empresa que es,  además, centro especial de empleo de iniciativa social, imagino que mi perfil  profesional puede ayudar a un sector concreto del emprendimiento que tiene que ver no sólo con la perspectiva de género sino con la doble discriminación que tienen las mujeres con discapacidad y en riesgo de exclusión social para formar parte de la sociedad.  Me gustaría que un mayor número de mujeres asuman el liderazgo en esta lucha por hacer un mundo más inclusivo dirigiendo proyectos sociales y empresariales.

¿Qué es para ti ser una mujer/hombre líder?

El liderazgo es cuando te piden que te pongas al frente de una tarea y en lugar de dar un paso atrás,  das un paso adelante y asumes que tendrás que estar al frente de todo lo que venga porque no hay nadie delante de ti para marcarte el rumbo.  El camino para llegar a ser un líder es el compromiso con las personas que te van a seguir en cualquiera que sea el proyecto o tarea que líderes y una infinita capacidad de servicio combinada con grandes dosis de humildad para no confundir el liderazgo con el conocimiento y la experiencia.

¿Qué 3 consejos le darías a tu mentorizada para que refuerce o trace su mapa de liderazgo?

El primer consejo es que sea honesta consigo misma.  A esta vida hemos venido para ser felices, no para ser líderes.  Hay que encontrar un equilibrio interior entre lo que una realmente desea en el plano personal y profesional y las expectativas que se generan por presiones externas.  Ser fiel a esa voz interior es una guía muy importante para conducirse en la vida.

El segundo consejo es que asuma un compromiso a largo plazo y que se esfuerce  mucho en el corto, en el día a día. Casi todos los proyectos empresariales y profesionales empezaron muy poco a poco, con una ambición sana de ir creciendo como persona y profesional sin quemar ninguna etapa.

El tercer consejo es que sea coherente, siempre.  En materia de liderazgo hay diferentes escuelas y modas.  Hay que escuchar siempre a las personas que te aconsejan, pero sólo hay que tomar aquello con lo que, en tu fuero interno, sientes que tus valores y los de la organización están alineados.

¿Qué diferencia hay entre la persona que eras hace 15 años y la de ahora?

Básicamente la experiencia.  Acumular vivencias positivas y negativas es la mejor escuela de liderazgo.  

¿Qué consejo le darías a una niña para que no ponga límites a sus sueños?

Pues quizás suene contradictorio,  pero le diría que sea realista. La mejor forma de alcanzar sueños es dejar de llamarlos sueños y convertirlos en metas.    

A nivel profesional, un sueño cumplido y otro por cumplir.

Me hice abogada porque tenía una vocación profesional por la defensa de los derechos de las personas desde que empecé mis estudios. Al terminar  la Facultad, esta vocación se desarrolló dentro del Tercer Sector, ayudando a diseñar proyectos empresariales en el ámbito del empleo protegido (centros especiales de empleo) para diferentes Asociaciones de Familias de Personas con Discapacidad.  Finalmente y sin proponérmelo realmente, terminé por gestionar una de estas empresas, FEYCSA, que actualmente da empleo a más de 50 personas con discapacidad en la Región de Murcia y forma a otras tantas cada año en diversos certificados profesionales.  

He cumplido muchos sueños;  mi formación jurídica sumada a otras áreas de interés, ha sido útil en los proyectos de adaptación de oposiciones para personas con discapacidad intelectual.  También ayudé a que se legislase sobre empleo con apoyo y enclaves laborales y en mi empresa hemos sido pioneros en desarrollar la figura de contratos reservados a centros especiales de empleo en colaboración con Administraciones Públicas.  Cada pequeño o gran avance derribando barreras administrativas o prejuicios sociales es una satisfacción; cada persona con discapacidad que logra un empleo y con ello una normalización social, es una satisfacción… Me concentro en esas pequeñas satisfacciones porque resulta abrumador el número de personas que aún no lo han conseguido.  En España, pese a tener las leyes más inclusivas de Europa tenemos el defecto de incumplirlas sistemáticamente. Mi sueño, por así decirlo, es que no fuese necesario legislar sobre inclusión social, ni discriminación positiva, esto es, cuando dejemos de juzgar al otro en términos de éxito y veamos la riqueza de cada ser humano. Las mujeres con discapacidad que viven su vida en el anonimato  también tienen cualidades extraordinarias de liderazgo, quizás se salgan del patrón de este programa, pero yo aprendo a diario de ellas.

¿Cuál es la mayor dificultad a la hora de desempeñar un cargo importante?

Dosificar. El cargo no puede consumir a la persona. Es importante que nuestra dedicación profesional, que requiere estudio continuado,  mucha responsabilidad y compromiso, se pueda desarrollar dentro del ritmo que cada persona puede asumir. En esto creo que la conciliación laboral no se puede estandarizar para todos los puestos de trabajo por igual, pero al menos ayuda a crear marcos de flexibilidad para que los profesionales en puestos directivos lidiemos con el estrés y la preocupación constante.

¿Crees que una mujer en un puesto de dirección tiene que mostrarse más autoritaria que un hombre para obtener los mismos resultados?

No necesariamente autoritaria pero sí debe ser asertiva a la hora de comunicar objetivos o instrucciones.  Creo que hay diferentes estilos de dirección, más unidos a la personalidad que al género.

Una experiencia que te haya marcado y te haya hecho crecer a nivel profesional.

La crisis económica que atravesamos de 2010 a 2015 fue una escuela muy dura que puso a prueba muchos valores y muchas lealtades en todos los sectores de la sociedad.  Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, pues yo supongo que salí fortalecida de todo un proceso muy doloroso por el que la temeridad de algunos políticos y las malas prácticas de algunos bancos nos hicieron pasar a la mayoría de los gerentes de pymes.

Una verdad incómoda sobre la igualdad.

Que no existe y ni siquiera es deseable.  La igualdad por sí misma genera desigualdad.  Me gusta más hablar de equidad, de dar a cada persona lo que necesita y lo que merece en cada momento. Es un principio del derecho romano que es base de nuestro sistema legal. Las políticas de igualdad de género olvidan a menudo ese principio.

¿Has sufrido algún tipo de desigualdad por ser mujer o has visto alguna desigualdad a nivel profesional? Algún momento concreto que recuerdes

Yo nací en 1968 y creo que muchos problemas de generaciones anteriores están superados.  He tenido las mismas oportunidades para estudiar, conseguir becas, viajar y acceder a un empleo que cualquier hombre, si bien en el mundo de la empresa he observado que quizás hay menos mujeres tomando decisiones.  Como gerente y en base a los consejos del plan de igualdad que aplicamos en FEYCSA, somos cuidadosos a la hora de redactar las ofertas de empleo buscando que las mujeres accedan a puestos tradicionalmente más masculinizados,  aunque el reto de verdad es que los hombres quieran hacer las tareas profesionales (no sólo domésticas) que para ellos siguen siendo tareas de mujeres.

¿Cuáles son las barreras que se encuentra una mujer a nivel profesional? ¿Es más difícil cuanto más lejos llegas?

En mi opinión,  seguimos reproduciendo el patrón masculino que ha definido los puestos de responsabilidad como lugares competitivos y alejados de la vida familiar.  A las mujeres en general ese mundo les produce rechazo. Creo que avanzaremos en liderazgo femenino cuando se piense que los directivos y cargos de responsabilidad públicos o privados no tienen por qué reunirse en comidas o cenas de trabajo que se eternizan, ni asistir a jornadas de formación que ocupan los fines de semana o sacrificar las vacaciones o los fines de semana porque las Administraciones deciden sacar subvenciones o licitar contratos con procedimientos cada vez más complejos y con menos plazo.   Debemos pensar el mundo laboral en términos razonables, conciliar para que hombres y mujeres se sientan cómodos en la política, en las finanzas, en la empresa y en todos los ámbitos, no teniendo que hacer esfuerzos extraordinarios para ser líderes, sino ser líderes porque ya son personas extraordinarias.

Más sobre Elena

Una mujer que sea referente para ti / Una persona que sea un referente para ti:

Mi madre.  Se quedó viuda en 1969 con 32 años,  con cuatro hijos, yo era la más pequeña con sólo cinco meses y mis tres hermanos,  varones, tenían apenas 6, 5 y 4 años. Mi madre tuvo que asumir un rol para el que no estaba preparada, el de ser el padre y madre de familia y lo hizo estupendamente.  Además, consagró todo su tiempo libre a trabajar altruistamente en la Asociación de Viudas Salzillo de Murcia para que otras mujeres salieran adelante, luchando por pensiones dignas y acompañándolas en el proceso de superación del duelo. Me educó no para ser igual que mis hermanos, sino para que aprovechara mis oportunidades y fortalezas como la sociedad ya les permitía a ellos por ser hombres. Me enseñó que para elegir pareja lo más importante era la comunicación y el amor.  Lo entendí mejor al leer la correspondencia que mis padres mantuvieron a diario durante su noviazgo en los años cincuenta. Creo que algunos mitos sobre el machismo y el feminismo que se basan en condicionamiento sociales realmente ocultan la falta de diálogo auténtico en nuestras relaciones personales y sociales con el sexo contrario.   No hay estereotipo que soporte una buena y efectiva conversación entre dos personas de diferente género.

Una mujer y un hombre que destacarías como líderes en nuestra Región.

Destacaría la figura de María Antonia Martínez.  Con independencia de su ideología, en este caso,  destacaría el hecho de que fue la primera mujer presidenta de una Comunidad Autónoma en España y lo fue de la Región de Murcia,  de forma interina en 1984 y luego de 1993 a 1995. Ni a nivel nacional ni mucho menos en la comunidad autónoma esta efemérides se ha puesto nunca en valor.

Como hombre, creo que es de justicia destacar la labor de Juan Antonio Pedreño en el liderazgo de la Economía Social en la Región,  en España y en Europa.

¿Cuál es el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5?

Igualdad de género.

El último libro que has leído

Últimamente sólo leo en inglés porque estoy cursando el C2 en la Escuela de Idiomas. Es un bestseller de moda en Estados Unidos – “The misadventures of Awkward Black Girl”- , que se podría traducir como “ Las desventuras de la chica rara de color” que aporta una mirada divertida a la perspectiva de género desde la aceptación de la diversidad racial en una cultura como la americana que aún tiene que luchar por la inclusión.

Una máxima en tu vida.

Me gusta la cita de Franklin D. Roosevelt que dice: “ Si te preguntan si sabes hacer algo, di que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace”

¿Qué querías ser de pequeña/o?

Me recuerdo jugando a las oficinas, mi madre trabajaba de secretaria y comercial y supongo que yo imitaba su trabajo con un teléfono de plástico y muchos papeles en la mesa que rellenaba con rotuladores de colores.  Creo que a día de hoy sigo jugando…

¿Qué quieres ser de mayor?

Ya soy mayor. Intento asumir que estoy en una edad, cincuenta años,  en que aún puedo aprender pero sobre todo es hora de optimizar lo que he aprendido.

Un rincón para tomar una marinera.

Nací en Valladolid,  me mudé a Murcia con 18 años y como buena castellana aún siento un shock cuando veo el mar.  Cualquier rincón de la costa murciana es impresionante para desconectar y tomar unas tapas en un chiringuito. Particularmente el Mar Menor me parece el paraíso terrenal.

Un lugar para perderse o para encontrarse.

Una capilla.   

Un micro machismo profesional.

Pensar que hay alguna razón objetiva para pensar que por ser mujer u hombre puedes entenderte mejor con alguien.  

Un libro o una película que te haya inspirado.

Las obras de Hellen Keller,  escritora y activista política estadounidense que al año de nacer quedó sordociega y consiguió con la ayuda de la especialista Anne Sullivan graduarse en la Universidad y allanar el camino para muchas mujeres con discapacidades severas.

Una mujer de ciencias y otra de letras.

Pues si se me permite , ya que he mencionado antes en una cita a su marido,  nombraré aquí a Eleanor Roosevelt por su gran activismo a favor de la promulgación y difusión en 1948 de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas

El mundo no se divide en hombres y mujeres,  ni en ciencias o letras, en el mundo sólo hay personas que tenemos los mismos derechos aunque quede mucho por hacer para que esta aspiración sea una realidad en la vida de cada individuo.  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario