Entradas

Hoy, 5 de Marzo, celebramos el Día Mundial de la Eficiencia Energética. En primer lugar, la gestión eficiente de la energía que consumimos, la eficiencia energética, es todo un reto en la actualidad.

Creciente demanda que ha experimentado los últimos años

De hecho, algunos Organismos ya alertan sobre la necesidad de un uso más ecológico y sostenible de la misma.

Además, en España el crecimiento económico y la acelerada industrialización han hecho que su generación se incremente en un 75%. Y todo apunta a que la demanda ascenderá un 60% con las importaciones de gas natural.

De modo que este día comenzó a celebrarse tras su creación en la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética. Esta tuvo lugar en 1998 en Austria.

Por consiguiente, en ella, más de 350 expertos y líderes de 50 países se reunieron. Debatieron sobre la crisis de la energía y sobre la eficiencia energética como una de las posibles medidas necesarias para combatirla.

¿Quieres saber más sobre la Eficiencia Energética?

En la web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), podrás encontrar todo lo relacionado con la materia, consejos para la ciudadanía, empresas, ayudas y subvenciones, etc: http://www.idae.es/index.php.

Cursos que te pueden interesar

Fuente: Ambientum,

La entrada Día Mundial de la Eficiencia Energética se publicó primero en Ambientum Portal Lider Medioambiente.

Un equipo internacional en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Barcelona Supercomputing Center ha reunido en un solo estudio publicado en Science todas las interacciones existentes en distintas escalas temporales entre los tres océanos tropicales que permitirá a la comunidad científica elaborar modelos climáticos predictivos más fiables.

Fenómenos climáticos

Este trabajo consiste en una revisión de los fenómenos que controlan las variaciones del clima en las regiones tropicales bañadas por el Atlántico, el Pacífico y el Índico desde escalas de tiempo interanuales a decadales, haciendo hincapié en la influencia de la temperatura media del océano en los cambios de unas décadas a otras que modulan estas interacciones entre cuencas.

“La información recogida en este artículo ayudará a mejorar los sistemas climáticos de predicción actuales, así como las proyecciones en escenarios futuros, anticipándonos al desarrollo de dichos fenómenos y por tanto, conociendo con anterioridad sus impactos en el clima global y sus consecuencias socio-económicas”, destaca Marta Martín del Rey, una de las autoras e investigadora de la UCM en el momento del estudio y que actualmente trabaja en el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC).

Una de las conexiones que se recogen en este trabajo es la del fenómeno ENSO (El Niño-Oscilación del Sur o ENOS, en castellano), en el océano Pacífico, con variaciones climáticas en el Atlántico y en el Índico tropical.

“El Niño, –señala Martín del Rey–, es considerado el motor del clima global, puesto que la energía que libera a la atmósfera es capaz de cambiar la circulación atmosférica global, modificando el clima de regiones remotas”.

Por tanto, “predecir el ENSO es uno de los grandes desafíos que tiene actualmente la comunidad científica y en este artículo, resaltamos la necesidad de conocer las interacciones que se establecen entre el ENSO y eventos similares en otras cuencas oceánicas”, añade la física.

Más allá del fenómeno

Los científicos sugieren con esta investigación que los tres océanos tropicales están más estrechamente conectados de lo que se pensaba a priori.

Además de la citada anteriormente, el estudio recoge otras conexiones que varían de unas décadas a otras. Por ejemplo, apunta Martín del Rey, el calentamiento del Atlántico tropical a partir de los años 2000 origina un enfriamiento en el océano Pacífico tropical, que parece ser el responsable de la interrupción (hiatus) de la tendencia de calentamiento global mostrada en estudios recientes.

La experta señala que el grupo de investigación TROPA del departamento de Geofísica y Meteorología de la UCM es pionero en el descubrimiento de una de las conexiones que se recogen en esta revisión: la del Niño Atlántico y el fenómeno ENSO.

El grupo TROPA demostró como el Niño Atlántico, que ocurre durante el verano boreal, es capaz de favorecer el desarrollo del fenómeno ENSO en el Pacífico durante ciertas décadas.

En el estudio participa otra institución española, el Barcelona Supercomputing Center, así como una treintena de centros internacionales entre los que destacan Ocean University of China, Sorbonne Universités (Francia), Monash University (Australia), University of Hawaii at Manoa (Estados Unidos) o Pohang University of Science and Technology (Corea del Sur).

Fuente: Agencia SINC,

Artículo de referencia: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Como-predecir-fenomenos-climaticos-con-las-conexiones-entre-oceanos,

La entrada Conexiones entre océanos para predecir modelos climáticos se publicó primero en Ambientum Portal Lider Medioambiente.

Hace unos días conocíamos que el cambio climático se consolidaba como la principal preocupación de la ciudadanía a escala global, por delante, incluso, del terrorismo.

Y no es para menos, pues de aumentar más de 2 grados centígrados la temperatura global del planeta, las grandes metrópolis del mundo quedarían bajo el agua y más de 275 millones de personas se verían obligadas a desplazarse por las inundaciones acontecidas.

Pero el cambio climático no solo afecta a la especie humana, sino también al resto de especies animales.

De hecho, como consecuencia del nuevo escenario se ven alteradas tanto la distribución como la fenología -relación entre los factores climáticos y los ciclos de vida de los seres vivos-, sobre todo, de las aves migratorias, según se desprende de un artículo publicado este mes de febrero en la revista especializada Ecological Indicators.

El trabajo, realizado por expertos del Laboratorio de Ornitología del Museo de Historia Natural de Helsinki (Finlandia), constata que las aves migratorias europeas y las que habitan en Norteamérica empiezan ahora, de media, una semana antes sus migraciones primaverales en comparación con hace medio siglo.

Según la investigación publicada ahora, especies como el cisne cantor (Cygnus cygnus), que se reproduce durante la primavera en el norte de Europa y en otoño e invierno se traslada hasta el mar Mediterráneo o el mar Caspio, van aún más allá y avanzan sus migraciones primaverales dos semanas en comparación con los años 80.

Asimismo, el estudio revela que los migrantes de corta distancia adelantan el inicio de sus migraciones más de lo que lo hacen sus homólogos en las regiones tropicales. Esto, al final, alarga temporada de migraciones de las aves, ya que las que son reproductoras inician antes sus desplazamientos, pero las que no lo son no.

Cambio Climático

El calentamiento global se erige como la principal causa de todo ello, pues según se desprende del trabajo, las aves han avanzado sus fechas de migración más en Europa que en Canadá (las dos regiones objeto del estudio) porque las temperaturas durante la primavera han aumentado más rápidamente en el viejo continente que en América del Norte.

Para la elaboración del trabajo los expertos analizaron los desplazamientos de casi 200 especies de aves. Obtuvieron los datos de un total de 21 observatorios de aves del norte de Europa y Canadá. De entre todos, los más antiguos se registraron en 1959 y los más actuales en 2015, lo que ha permitido advertir el cambio acontecido durante los últimos cincuenta años.

En general, el incremento de las temperaturas en las regiones boreales del norte de Europa se ha agudizado en las últimas dos décadas y la gran mayoría de aves se han visto afectadas por ello, aunque algunos estudios demuestran que las especies marinas son las que más han notado el cambio.

El tiempo dirá exactamente qué consecuencias acarrean estas modificaciones en la fecha de las migraciones de las aves, si bien se especula con que podrían afectar a su reproducción al producirse, a largo plazo, un desacoplamiento entre la época de reproducción y la de mayor disponibilidad de alimento.

Fuente: ELENA MARTÍNEZ BATALLA / LA VANGUARDIA,

Artículo de referencia: https://www.lavanguardia.com/natural/animaladas-videos/20190301/46739828532/cambio-climatico-avanza-migraciones-aves.html,

La entrada Más migraciones de aves por culpa del cambio climático se publicó primero en Ambientum Portal Lider Medioambiente.

Además de ser animales asombrosos, los pangolines son diferentes a cualquier otro animal que hayas visto. A continuación te contamos datos curiosos del animal menos conocido: el pangolín.

Datos curiosos

  • Este increíble animal es conocido por muchos conservacionistas pero quizás no lo conozcas. De ahí que, el pangolín tiene la distinción de ser el animal menos conocido.
  • “Pangolín” viene de la palabra malaya “penggulung”, que significa rodillo.
  • Son los únicos mamíferos en el mundo cubiertos de escamas.
  • Es el animal más traficado del mundo. Más de 1 millón de ellos han sido asesinados en la última década. Sus escamas tienen una gran demanda para su uso en la medicina tradicional china.
  • Los pangolines ruedan en una bola cuando son amenazados.
  • Hay ocho especies, cuatro en Asia y cuatro en África: El Vientre Negro, el Terreno Gigante, el Terreno de Temminck y el Vientre Blanco, se encuentran en peligro crítico de extinción.
  • La lengua de un pangolín puede ser más larga que su cuerpo. Cuando está completamente extendida, la lengua llega a medir más de 40 cm.
  • Los pangolines madre solo tienen un bebé a la vez, lo que dificulta la reproducción de los animales.
  • No es tan fácil evitar que se extingan, ya que a los pangolines no les va bien en cautiverio, en realidad pueden morir de estrés.
  • Su carne es considera un manjar en algunos países, y las escamas se usan además como decoración para rituales y joyas.

Fuente: Planeta Curioso,

Artículo de referencia: https://www.planetacurioso.com/2019/02/28/10-datos-curiosos-del-pangolin-el-animal-menos-conocido/,

La entrada Datos curiosos del pangolín se publicó primero en Ambientum Portal Lider Medioambiente.

El avance de las ciudades y las infraestructuras está reduciendo los entornos naturales que habitan las aves. Esta situación afecta al comportamiento de estas especies y reduce notablemente la biodiversidad del planeta.

En plena estepa manchega, el paraje del Campo de Calatrava se levanta como un área natural única y salvaje que cientos de especies de plantas y aves utilizan como su hogar. Un hábitat que se vio alterado con la construcción del aeropuerto de Ciudad Real, y disminuyó el espacio del que estos animales disfrutaban.

Esta infraestructura es uno de los ejemplos más paradigmáticos de cómo afecta el desarrollo urbano a las aves y a otras especies de animales y plantas.

La destrucción o pérdida de hábitats es la principal amenaza para las aves, y el desarrollo urbano es uno de los principales factores que contribuyen a esta amenaza ya que, al desaparecer su hábitat natural, las poblaciones de aves se desplazan a otros lugares o, simplemente, desaparecen”, detalla Beatriz Sánchez Cepeda, portavoz del programa de Biodiversidad Urbana de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/ BirdlLife).

Las estimaciones de los seguimientos realizadas por esta organización indican que los pueblos y ciudades de España albergan el 10% de las cerca de 600 especies ornitológicas presentes en nuestro país y que su población ha sufrido un descenso del 9,2% en los últimos 20 años.

Áreas urbanas

De hecho, según los datos que maneja la ONU, en la actualidad más del 54% de la población mundial reside en áreas urbanas y se espera que en el año 2050 este porcentaje aumente hasta el 68%.

“Las ciudades se han expandido, lo que está llevando a una pérdida de biodiversidad enorme, ya que están desapareciendo las zonas salvajes”, detalla Diego Gil, investigador del CSIC y del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

En este sentido, la actividad humana es causante de otros problemas como la contaminación, el ruido, el electromagnetismo, etc… Unos factores que pueden alterar las migraciones y el establecimiento normal de algunas especies en entornos naturales afectados por el desarrollo urbano.

Problemas de las aves en el entorno urbano

Así, las aves grandes y con hábitats muy tranquilos, con una escasa o nula presencia humana son las especies afectadas más negativamente por el desarrollo urbano, debido a su baja capacidad de adaptación. Mientras que los pájaros de pequeño tamaño, con alta fecundidad anual y bajas tasas de depredación de nidos, se adaptan más rápidamente a la perturbación producida por el hombre.

“Las aves que se adaptan a la ciudad son aquellas que tienen unas características un poco especiales, lo que hace que sean menos afectadas por el medio urbano. Son especies con una mayor capacidad de aprendizaje, más adaptables, con un mayor espectro de comida, menos tímidas y más atrevidas ante la presencia humana”, comenta Gil.

Aunque los principales problemas que presenta el desarrollo urbano para las aves radican en la reducción del espacio vital de estas especies, existen otros como el ruido provocado por el tráfico, los aviones o la construcción de infraestructuras en entornos naturales, como las vías férreas, los tendidos eléctricos o los aerogeneradores.

En este sentido, el último informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), elaborado por más de 500 investigadores de más de 100 países, señala que se está produciendo una pérdida de biodiversidad en todo el planeta.

Un documento que refleja la reducción de población en decenas de aves, especialmente en el oeste de Europa, donde la abundancia de estas especies se ha reducido hasta en un 57% en los últimos 30 años.

Cambios en el comportamiento de algunas aves

Pero el desarrollo urbano no solo afecta al entorno natural de las aves y a su población, sino también a su comportamiento.

Inicialmente, la urbanización supuso la exclusión de la mayor parte de las aves que vivían en la zona urbanizada, con la excepción de unas pocas especies, como el gorrión común o la paloma doméstica, “que evolucionaron en el entorno urbano y se hicieron por ello cosmopolitas”, explica Mario Díaz, también investigador del CSIC y del Museo Nacional de Ciencias Naturales y colaborador con la Sociedad Española de Ornitología.

“En los últimos años el proceso se ha invertido y son cada vez más las especies que están colonizando con éxito las ciudades, incluso evitando que otras especies similares también las colonicen por competencia directa”, destaca Díaz. Así, estos “pájaros colonizadores” se vuelven más sedentarios y, sobre todo, más tolerantes a la presencia humana.

Del mismo modo, el exceso de ruido de las ciudades, en los entornos urbanos y en las infraestructuras, como aeropuertos, ya ha provocado que varias especies de aves que se comunican por el canto tengan alteraciones para establecer relaciones con sus similares.

“La contaminación acústica puede afectar bastante a aquellas aves que usan el canto para comunicarse, aunque depende de cada especie”, subraya Gil.

Aves favorecidas por el desarrollo urbano

Al mismo tiempo, un número creciente de especies se han visto beneficiadas en cierta medida, a pesar de que su hábitat natural haya sido alterado. “Algunas aves viven muy bien en las ciudades”, destaca Gil.

Este es el caso de la golondrina común o el vencejo, pájaros cuyo hábitat natural eran las cuevas y las oquedades de las rocas pero que, con el desarrollo urbano de pueblos y ciudades, han encontrado en los tejados y huecos de las viviendas un nuevo espacio para vivir. “En la actualidad, no encontramos golondrinas fuera de los entornos urbanos, no existen en cuevas salvajes”, apunta.

Además, muchas de estas aves se concentran en la periferia de las ciudades, como las que cazan insectos en sus cielos o aquellas que utilizan como hábitat los vertederos y los parques urbanos, ya que disponen de más agua y comida y apenas hay presencia de depredadores.

Este es el caso de aves como gaviotas, palomas torcaces, mirlos, garzas y lavanderas blancas. Otras, sin embargo, consiguen llegar hasta el corazón de las ciudades, como urracas, cornejas, colirrojos tizones y páridos.

“Esta colonización no se debe a ningún tipo de planificación urbanística, sino a un proceso de adaptación de las aves a entornos con muchas ventajas, una vez superados los inconvenientes de la convivencia con personas y ruido”, explica Díaz.

Gorrión común

Otro de estos casos de pájaros que viven en consonancia con la presencia humana es el gorrión común, un ave pequeña, muy adaptada a entornos urbanos pero que ha sufrido un descenso muy notable de la población en la última década.

En los últimos 25 años, Londres perdió el 68% de sus gorriones, Praga el 60% y Hamburgo el 50%. En el caso de España, la población de gorriones ha disminuido un 12,5% en los últimos 20 años, calculan desde la organización SEO/Birdlife.

Este alarmante descenso no tiene una causa justificada ni constatada, pero se barajan como factores determinantes los altos niveles de contaminación, el uso de pesticidas, la pérdida de lugares de nidificación o la mala calidad de la alimentación.

“Esta situación debería inquietarnos, pues puede indicar que algo está pasando en nuestras ciudades sin que lo percibamos, y ese algo también podría estar afectando negativamente a nuestra propia salud y calidad de vida”, apunta Beatriz Sánchez Cepeda de dicha organización.

Fuente: Pablo Ramos Delgado / Planeta Inteligente – EL MUNDO,

Artículo de referencia: http://www.planetainteligente.elmundo.es/planeta-en-accion/el-desarrollo-urbano-una-amenaza-para-la-biodiversidad-de-las-aves,

La entrada El desarrollo urbano es una amenaza para las aves se publicó primero en Ambientum Portal Lider Medioambiente.